Sustentabilidad Productiva

Buenas prácticas productivas

En un escenario de cambio climático adverso el Proyecto GEF Montaña ha propuesto y diseñado, en conjunto de sus socios estratégicos del sector productivos y económico, una serie de Buenas Prácticas Productivas como la Ordenación Forestal BIO+ para recuperar y restaurar la funcionalidad natural del bosque esclerófilo alterado y degradado; la Apicultura Orgánica dirigido a productores de miel que desean producir libre de agroquímicos; pilotos de recuperación de suelos degradados para afrontar la sequía que afecta la zona central de Chile utilizando cultivos adaptados a zonas áridas combinado con sistemas de cosechas de aguas lluvia; la Ganadería Regenerativa de montaña que busca modernizar y compatibilizar los modos de producción de ganado con la conservación de los ecosistemas de montaña.

Ordenación forestal BIO +

El bosque esclerófilo en la zona central de Chile está degradado y en riesgo de desaparecer. Actualmente, el bosque presenta una condición de monte bajo, esto quiere decir que la mayoría de los árboles están cortados y quemados, poseen una baja regeneración sexuada con una dinámica completamente alterada. En general, los árboles expresan un desarrollo de múltiples vástagos sobre un tocón o cepa talada. El bosque padece estrés debido a un desbalance entre la masa de raíces y la abundancia foliar de la parte aérea, aumentando así la probabilidad de que los individuos se sequen.En un escenario de cambio climático creemos necesario recuperar la funcionalidad natural del bosque esclerófilo alterado, aumentando su capacidad para regular temperatura, mantener microclimas, captar e infiltrar agua en las napas y evapotranspirar manteniendo la humedad ambiental.

¿Es posible la conservación del bosque esclerófilo y su uso sostenible? Creemos que sí, para esto necesitamos a 10 propietarios públicos y privados interesados en probar un modelo de manejo sustentable de bosque nativo con criterios de Ordenación Forestal, que integra producción y restauración activa en predios localizados en las comunas de Casablanca, Hijuelas, Quilpué y Valparaíso.

En conjunto con CONAF Valparaíso y la Agencia de Sustentabilidad y Cambio Climático, hemos propuesto a los propietarios un manejo moderno que reestablece la funcionalidad, estructura y composición del bosque degradado, llevándolo a una condición de monte medio.

El modelo de Ordenación Forestal propone criterios de restauración activa y económicos, los que permiten desarrollar un manejo integral del bosque con una planificación de largo plazo, que logra recuperar la condición degradada del esclerófilo, mejorar la producción de agua subterránea del predio y permite la producción de madera de alta calidad.

Pronto

Generación de Créditos de Carbono APL Bosque Valparaíso

Apicultura orgánica

La Región Metropolitana presenta un déficit del 70% de precipitaciones a septiembre de 2019. Las olas de calor durante el verano revasaron los 38 ºC de temperatura. Ambos fenómenos combinados generaron daños considerables en el follaje del bosque esclerófilo, provocando una disminución de la floración de especies nativas. Ello ha afectado la producción mielífera de este año, entre otras actividades agropecuarias. El Proyecto GEF Montaña hace frente a este escenario adverso y plantea un piloto dirigido a productores de miel. Apicultores interesados en la adaptación de sus prácticas a las exigencias que imprime la megasequía presente en las Regiones de Valparaíso y Metropolitana. Productores que ven en la apicultura orgánica una llave que les permite valorizar su miel y reducir la presencia de productos tóxicos en los ambientes naturales, favoreciendo al bosque esclerófilo.

Sesenta pequeños y medianos apicultores provenientes de lugares tan distantes como San José de Maipo, Tiltil, Curacaví, Quilpué y Alhué respondieron al llamado. Participaron en capacitaciones técnicas e informativas que les permitirán definir la capacidad de carga de las áreas de pecoreo, modificar sus tratamientos culturales y gestionar la comercialización de sus productos con estándares orgánicos.

Después de dos años de proceso, veinte apicultores decidieron conformar la primera cooperativa de apicultores orgánicos del país, que les permitirá unir esfuerzos para autocertificarse, comercializar un producto común bajo estándares de calidad establecidos y desarrollar un modelo de negocio sostenible.

Estos apicultores quieren darle a su producto un sello orgánico que implique estar libre de químicos. Saben que la producción orgánica también cuida nuestra salud, asegurando que enzimas, minerales, vitaminas y antioxidantes de la miel lleguen a nosotros cuando la consumimos. La apicultura orgánica atrae el interés de consumidores conscientes de todo el mundo. La miel orgánica ya está en la mesa de los hogares de Chile, donde su consumo crece de forma paulatina.

Recuperación de suelos degradados

Desde hace una década la sequía que afecta la zona central de Chile ha provocado una pérdida significativa de suelos con capacidad de cultivo en la Región Metropolitana y el secano costero de la Región de Valparaíso. Este fenómeno, también ha raído consigo un deterioro económico para las comunidades de pequeños y medianos productores agrícolas.GEF Montaña junto a la Seremi de Agricutura de la RM han hecho frente a esta situación proponiendo la ejecución de un piloto de recuperación de suelos y cosecha de aguas lluvia en Tiltil y San Pedro, dos de las comunas con los índices más bajos de precipitación pluvial de la Región Metropolitana.

Los pilotos se ejecutan en campos de pequeños agricultores dedicados al cultivo de tunas y olivos, entre otros. Allí se aplica un paquete tecnológico integral que considera la adopción de prácticas de hoyadura, formación de terrazas de cultivo para evitar la escorrentía, un sistema de colecta de aguas lluvia, y se hacen pruebas de nuevas especies de cultivo aptas para condiciones de mayor aridez.

Junto a la Seremi de Agricultura, el SAG e INDAP evaluamos las experiencias para perfeccionar el paquete tecnológico y hacerlo elegible en sus programas de subsidio para la recuperación de suelos, adaptabilidad de cultivos y captación de aguas para riego.

Lee más aquí

Ganadería sustentable de montaña

En los cordones montañosos de las regiones de Valparaíso y Metropolitana de Santiago, los ecosistemas de pradera y boscosos han sido transformados y alterados, al punto que muchas de sus especies de flora y fauna están clasificadas en alguna categoría de conservación. Las perturbaciones y amenzas provienen de la ocupación humana, el cambio de uso de suelo, la actividad productiva y el inadecuado manejo de los ecosistemas.Las amenazas y conflictos que afectan a los ecosistemas y biodiversidad de montaña son múltiples, y ofrecer soluciones mitigando los impactos de la actividad humana es una necesidad, puesto que son fundamentales para nuestra sobrevivencia. Ellos nos brindan bienes como el agua, o nos aportan servicios como la modulación de la temperatura ambiente, el enriquecimiento de los suelos de cultivo, el control de plagas, etc.

Conscientes de este grave problema el Proyecto GEF Montaña junto a la Seremi de Agricultura de la RM, han invitado a participar en un piloto de buenas prácticas productivas a dos asociaciones de crianceros del Cajón del Maipo. Este piloto busca modernizar y compatibilizar los modos de producción de ganado con la conservación de los ecosistemas y biodiversidad de montaña, proponiendo tres área de intervención:

  1. Un fondo social de reposición ganadero por ataques de fauna nativa, administrado por las asociaciones de crianceros con recursos propios y del GEF Montaña. Durante el año 2019, este fondo ha actuado en dos ocasiones devolviendo el 80% del valor de animales muertos por ataques de pumas.
  2. Un plan para las áreas de pastoreo que posibilite la recuperación de los ecosistemas de pradera y matorral de montaña, mejorando las técnicas de crianza y manejo animal.
  3. Un paquete de herramientas, contactos y experiencias que permitan a las asociaciones mejorar su comercialización y explorar nuevos mercados para su producto.