Propietarios de bosque esclerófilo con Planes de Ordenación Forestal abren sus perspectivas a mercados verdes

16/12/2021

La consultoría “Plan de Financiamiento para habilitar la Ordenación Forestal en el marco del Acuerdo de Producción Limpia (APL) de propietarios de Bosque Nativo de la Región de Valparaíso”, buscó la conformación de estrategias productivas y de negocios que permitieran dar viabilidad económica, en el largo plazo, a los proyectos restaurativos de bosque esclerófilo.

La consultoría, desarrollada por EBP Chile durante casi un año, exploró oportunidades de comercialización de la biomasa extraída producto de la implementación de los planes de Ordenación Forestal y del carbono retenido gracias a ese manejo. Reunió a los propietarios de bosque con diversas empresas interesadas en la madera, hojas de boldo, saponina de Quillay, carbón, entre otros insumos y se desarrollaron estrategias para concretar negocios, idealmente, de modo asociativo.

En este marco, se abrió la posibilidad para que los propietarios de bosque con planes de manejo con criterios de Ordenación Forestal puedan financiar a futuro los costos que fueron suplementados, a lo que aporta la bonificación de la Ley de Bosque Nativo, estos últimos años por el Proyecto GEF Montaña, a través de la comercialización de la biomasa extraída.

Uno de los propietarios beneficiados por los resultados de esta consultoría es Carlos Saavedra, médico pediatra quien tiene un predio de bosque nativo en la comuna de Hijuelas, y que con esta nueva opción de cuidado y producción amigable con el medio ambiente forma parte de las Soluciones Basadas en la Naturaleza para mitigar los efectos del Cambio Climático en el ecosistema Mediterráneo, además de valorizar al bosque esclerófilo, desmarcándolo de su explotación tradicional.

“La evolución ha sido absolutamente positiva, nosotros partimos de cero, haciendo pequeñas inversiones en busca de cómo mejorar el bosque nativo, y a poco andar nos encontramos con esta ayuda del Acuerdo de Producción Limpia (APL) que gestiona la Agencia de Sustentabilidad y Cambio Climático, con el apoyo técnico de CONAF Valparaíso y en el último periodo se sumó el Proyecto GEF Montaña. Con eso fuimos mejorando las posibilidades de arreglar al bosque”, explica el propietario, quien indica que antes presentaba dificultades logísticas, de apoyo y económicas para alcanzar este objetivo. “No sabíamos qué hacer con lo que se extraía del bosque nativo, en cambio, hoy en todos esos frentes hemos avanzado: hemos tenido un apoyo económico, logístico junto a los ingenieros forestales que nos ayudan con los planes de Ordenación Forestal y el apoyo de CONAF que supervisa”, dice Carlos Saavedra.

De la mano del Acuerdo de Producción Limpia, y de manera asociativa, los propietarios de la Región de Valparaíso han podido proyectar los aportes de la producción generada a través del modelo Ordenación Forestal, como la producción de carbón a partir de recortes de vástagos, leña, y la venta de bonos de carbono que facilitan la compensación de emisiones de CO2. “Mientras más propietarios se sumen, más posibilidades hay de que nos resulte la sustentabilidad del bosque esclerófilo. La mejor forma de protegerlo es que vayamos todos unidos”, asegura Carlos Saavedra.

Así lo afirma también Luis Camaño, representante de la Asociación de Propietarios de La Aurora de Curacaví de la provincia de Melipilla en la Región Metropolitana, quienes cuentan con aproximadamente 700 parcelas con mil hectáreas de bosque esclerófilo. El representante cuenta que, gracias a la invitación de CONAF y del Proyecto GEF Montaña de sumarse a los propietarios del APL de Valparaíso, se pudo trabajar en la recuperación del bosque.

Ejemplo de ello fue el día de campo en el predio de Carlos Saavedra en Hijuelas, terreno que permitió visibilizar la diferencia entre un bosque con Ordenación Forestal, en que se realiza un manejo del bosque para restaurar y mantener su funcionalidad ecosistémica, y otro que no cuenta con este tipo de modelo. “Claramente los beneficios para mantener al bosque en pie y más vivo eran enormes y saltaban a la vista. Ahí decidimos sumarnos a este proceso y preparamos un plan de manejo forestal para 150 hectáreas y las dividimos en rodales para empezar con el primero de siete hectáreas el año pasado. Han pasado 10 meses y ya el bosque está mostrando pequeñas señales de recuperación. El próximo año continuaremos avanzando con los rodales”, explica Luis Camaño, quien reafirma que fue una buena oportunidad para la Asociación de La Aurora, ya que les permitió realizar una intervención de mayor volumen para recoger buenas prácticas y realizar acciones en conjunto con otros propietarios vecinos: “Creemos que este es el inicio de algo mucho más grande, donde podemos replicar y recuperar el entorno que alguna vez tuvo esta zona, que hoy por la sequía está absolutamente seco”.

La visión desde CONAF Región de Valparaíso también concuerda con los propietarios: “Para nosotros esto ha sido un avance muy importante en el aumento de la superficie que nosotros tenemos bajo manejo de bosque nativo esclerófilo de la Zona Central, especialmente en nuestra región. Este tipo de manejo sustentable nos está ayudando a mitigar los efectos del Cambio Climático dentro del bosque, ya que hemos visto que se ha ido recuperando y ayudamos a que esta intensa sequía no termine por eliminar a las especies del bosque nativo”, afirma Claudio Ilabaca, jefe del Departamento de Bosque y Cambio Climático de CONAF Región de Valparaíso.

Dentro de las externalidades positivas de estas acciones restaurativas, además de las actividades productivas resultantes del manejo, como la captura de CO2 y comercialización de productos provenientes de la biomasa, se encuentra el aumento de la biodiversidad presente en los bosques, según explica Claudio Ilabaca, ya que, al retirar la biomasa muerta, disminuye la presión sobre diversas especies de flora, fauna, hongos y líquenes que habitan en los bosques.

A estos beneficios se suman los explorados y desarrollados por EBP Chile Consultores, como lo es la oportunidad de generar mayores volúmenes de negocios y sustentabilidad en el tiempo de estos, superando las temporadas para lograr un encadenamiento productivo de largo plazo. Además, se identificaron otros productos como la biomasa de Quillay para la industria saponina, biomasa energética para soluciones como calefacciones distritales o generación térmica o eléctrica industrial y el mercado de créditos de carbono, según indica Sergio Sáez, jefe de proyecto del equipo de EBP Chile Consultores.

En el caso del carbono retenido, en las últimas semanas, EBP Chile contactó a cuatro grandes instituciones privadas (una de ellas una ONG internacional dedicada a la conservación), interesadas en adquirir el carbono retenido por la implementación de los planes de manejo con criterios de Ordenación Forestal. “Para el caso del carbono, el hecho de hacer Ordenación Forestal con planificación a 10 años facilita el proceso para una potencial generación de bonos de carbono a futuro. Cuando tenemos un APL en manejo de bosque mediterráneo que tiene impactos en biodiversidad, en servicios ecosistémicos, y en el entorno, esos son co-beneficios muy atractivos para el mercado del carbono, y eso repercute en que no es una tonelada de carbono “simple” por decirlo, sino una tonelada de carbono “boutique”, que vale más y se paga mejor. Y ese es el gran potencial que tienen proyectos como el APL Bosque Mediterráneo de Valparaíso, no cualquier bosque genera sinergias productivas y servicios ecosistémicos o está localizado en un hotspot de biodiversidad”, indica el consultor, quien también explica que, si bien se encuentran en la fase de cierre de este APL, ya se está replicando en otras partes de Chile, destacando su estructura, metodología y gobernanza creíbles para los compradores de carbono.

“Con estos avances y escalamiento, esperamos que en el largo plazo los proyectos restaurativos de bosque, como son los de Ordenación Forestal, no solo mejoren al bosque nativo en estructura y funcionalidad, sino que también permitan compatibilizar otras actividades productivas existentes dentro de los predios, generando un valor agregado al estar rodeado de un bosque saludable que brinda múltiples beneficios ambientales. El resolver cómo financiar estas técnicas de manejo sustentables, abre posibilidades reales para que las inversiones en restauración de ecosistemas sean también una alternativa rentable, pero bajo un concepto de Soluciones Basadas en la Naturaleza, finaliza Marianne Katunarić, coordinadora nacional del Proyecto GEF Montaña.

Revisa el Informe Final del Plan de Financiamiento para habilitar la Ordenación Forestal en el marco del Acuerdo de Producción Limpia (APL) de propietarios de Bosque Nativo de la Región de Valparaíso.

Conoce más sobre el trabajo realizado en nuestras noticias:
Lee más sobre la Ordenación Forestal aquí y aquí
Revisa las cápsulas del primer Seminario de Ordenación Forestal como Instrumento de gestión pública aquí
Revisa las cápsulas del segundo Seminario de Ordenación Forestal como Instrumento de gestión pública aquí