La conservación y la producción pueden dialogar: un caso de éxito en Chile con el proyecto GEF Montaña

7/12/2022

Tras 10 años de trabajo, la iniciativa Protegiendo la Biodiversidad y Múltiples Servicios Ecosistémicos en Corredores Biológicos de Montaña del Ecosistema Mediterráneo de Chile (GEF Montaña) presentó sus resultados por el cierre de proyecto: un trabajo articulado, entre el Ministerio del Medio Ambiente de Chile y el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente, servicios públicos, privados y la ciudadanía, en 36 municipalidades de las regiones Metropolitana de Santiago y de Valparaíso, que contribuyó al desarrollo de iniciativas medioambientales para la conservación, protección y restauración de la biodiversidad en cordones montañosos.

Chile, con sus particularidades geográficas, es uno de los países más largos y más angostos del mundo: 4.300 km de longitud y una anchura promedio de 180 km. El 60% de su territorio posee ecosistemas de montaña que son fuente de agua y que proveen múltiples servicios como la purificación del aire, la formación de suelos y la polinización. Sin embargo, el país evidencia una creciente degradación de la biodiversidad en los territorios de montaña mediterránea de la zona central, y es en ese contexto que el proyecto GEF Montaña ha tenido mayor incidencia. Durante estos 10 años los logros incluyen:

  • Programa de fortalecimiento de capacidades
  • Desarrollo de figuras de gestión territorial, Paisajes de Conservación
  • Creación de figuras de protección local municipal, Reserva Natural Municipal (RENAMU).
  • Ganadería sustentable de montaña.
  • Manejo sustentable de bosque nativo mediterráneo
  • Apicultura orgánica.
  • Desarrollo de un sistema de monitoreo de la biodiversidad a escala de paisaje y sitio para fortalecer la toma de decisiones.

De acuerdo con Daniel Álvarez Latorre, quien pertenece a la División de Recursos Naturales y Biodiversidad del Ministerio del Medio Ambiente de Chile y también director del proyecto por parte de esta entidad, el éxito de GEF Montaña ha sido consolidar un arraigo en las comunidades: “El proyecto logró despertar en lo actores locales energía y capacidad de movilización en pos de objetivos comunes. Se evidenció que al trabajar en conjunto tenían más fuerza y podían conseguir resultados locales y a una visión más amplia, que es la de los corredores de montaña”.

Durante este periodo, el acompañamiento a las comunidades se trabajó escuchando y respetando las visiones de los habitantes de estos territorios. También, a través de capacitaciones entregadas por un equipo altamente calificado, se afianzó el compromiso a lo largo de las etapas de implementación, y como precisa Marianne Katunarić Núñez, coordinadora nacional GEF Montaña, gracias al aprendizaje entre pares y a la concepción de “aprender haciendo”.

En esa concepción de trabajo articulado, el papel del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente como agencia implementadora incluyó contribuir con el desarrollo del proyecto y su implementación. Y en ese sentido GEF Montaña, como explica el jefe de la Oficina Sub-Regional del PNUMA en el Cono Sur, Alberto Pacheco Capella, “representa un ejemplo sin precedentes de cómo abordar una problemática de manera eficaz y duradera, pues atiende una matriz multidimensional de gobernanza ambiental, al tiempo que cierra brechas facilitando la aplicación efectiva de legislación nacional y provee a actores en el territorio de herramientas y mecanismos aplicables en la práctica diaria. ¿El logro? Romper el paradigma de que conservación y producción son incompatibles”.

El Proyecto GEF Montaña forma parte de las iniciativas ambientales financiadas por Fondo para el Medio Ambiente Mundial (GEF por sus siglas en inglés, Global Environment Facility), cuya agencia implementadora es el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente. La autoridad nacional responsable de supervisar su ejecución es el Ministerio del Medio Ambiente de Chile.

Revisa el álbum de fotos de lo que fue ese día aquí.

En el marco del taller de cierre exhibimos un corto documental sobre la importancia de la participación de la mujer en los procesos de transformación. Hermoso registro que nos muestra una mirada socio-bio-ambiental para enfrentar los desafíos que nos depara el cambio climático.

¿Sabías qué?

El Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente es la voz líder a nivel mundial en materia de medio ambiente. Proporciona orientación y fomenta la colaboración en el cuidado del medio ambiente inspirando, informando y permitiendo a las naciones y a los pueblos mejorar su calidad de vida sin comprometer la de las generaciones futuras.

El Fondo para el Medio Ambiente Mundial (GEF) es el mayor fondo multilateral que trabaja para que los países en desarrollo puedan hacer inversiones para proteger la naturaleza. Apoya la aplicación de los convenios internacionales sobre biodiversidad, cambio climático, productos químicos y la desertificación. Desde 1991, ha proporcionado más de 21.700 millones de dólares en subvenciones y financiación mixta y ha movilizado otros 119.000 millones de dólares en cofinanciación para más de 5.000 proyectos y programas. A través de su Programa de Pequeñas Donaciones, el FMAM ha prestado apoyo a más de 26.000 iniciativas comunitarias y de la sociedad civil en 135 países.