Municipios se unen para compartir en un manual sus experiencias de gestión municipal para conservar la biodiversidad local

23/09/2020

El documento compila diversas experiencias en gestión ambiental para la protección de la biodiversidad a nivel local de 18 comunas de las regiones de Valparaíso y Metropolitana, que forman parte del Proyecto GEF Corredores Biológicos de Montaña (GEF Montaña) del Ministerio del Medio Ambiente y la Organización de las Naciones Unidas (ONU Medio Ambiente), en la ecorregión mediterránea de Chile, y su aporte a la adaptación al cambio climático.

Con el objetivo de facilitar el trabajo de los funcionarios/as municipales en la toma de decisiones y fortalecer la gestión ambiental local en materia de protección, uso sustentable de la biodiversidad y los recursos naturales, nace el manual “Buenas Prácticas Municipales para la Gestión de la Biodiversidad”. Es un material que aporta con contenidos de manera ilustrativa y de fácil lectura, que ofrece un capítulo sobre biodiversidad en la ecorregión Mediterránea de la zona centro del país y las causas de su degradación y, otro con un interesante conjunto de casos de buenas prácticas de gestión ambiental local, que son muestra de una transformación y empoderamiento en el trabajo municipal enfocado en medioambiente, con experiencias inspiradoras y replicables para otras comunas.

Para esto, el documento fue construido de manera colaborativa con aportes de 18 municipios de la Región Metropolitana y de Valparaíso, que son parte activa de la implementación del Proyecto GEF Montaña. Estos recopilaron casos exitosos de sus comunas, y los pusieron a disposición de otros actores y municipios interesados en conocer estas experiencias concretas, demostrativas y replicables, que buscan inspirar y, con ello, facilitar el trabajo respecto del control, minimización y/o reducción de causas directas y subyacentes de pérdida de biodiversidad y la consecuente repercusión en la calidad de vida de los vecinos en su dimensión económica y social.

“Las buenas prácticas locales son pocas veces compartidas. Por esta razón, recogerlas y describirlas, resulta un aporte importante para apoyar la gestión municipal y así mejorar el estado de conservación de nuestra naturaleza desde los territorios. Este trabajo se enmarca en el programa de fortalecimiento de capacidades municipales del Proyecto GEF Montaña que hoy nos permite rescatar estas experiencias dignas de ser replicadas por los distintos municipios a lo largo del país. Es, sin duda, el inicio de una transformación sobre sus territorios a través de la protección del patrimonio natural ”, afirmó Juan José Donoso, jefe de la División de Recursos Naturales y Biodiversidad del Ministerio del Medio Ambiente y director del Proyecto GEF Montaña.

El documento fue generado a partir del trabajo realizado por el Proyecto GEF Montaña con profesionales y técnicos de los municipios de Alhué, Calera de Tango, El Monte, Huechuraba, Isla de Maipo, Lampa, La Reina, Maipú, María Pinto, Paine, Peñaflor, Peñalolén, Pirque, Quilicura, Cartagena, Quilpué, San Antonio y Santo Domingo, además del apoyo del Ministerio del Medio Ambiente, a través de la División de Recursos Naturales y Biodiversidad, y el Departamento de Gestión Ambiental Local, como de la SEREMI de Medio Ambiente de la Región Metropolitana, a través del Área de Recursos Naturales y Biodiversidad, y el Área de Educación y Participación Ciudadana. Fue recientemente presentado en su lanzamiento online a los municipios que son parte del Sistema de Certificación Ambiental Municipal (SCAM), de norte a sur de Chile, además de las Seremías del Ministerio del Medio Ambiente.

El manual contiene dos partes interrelacionadas. El primer capítulo, “Biodiversidad en la Ecorregión Mediterránea de Chile”, entrega características de la biodiversidad de esta ecorregión, y luego, detalla las cinco causas directas de la pérdida de la biodiversidad en esta zona: Pérdida y degradación del hábitat; introducción de especies exóticas invasoras; sobreexplotación de los recursos naturales; Cambio Climático; y contaminación ambiental.

El segundo capítulo trata sobre “Buenas prácticas de gestión ambiental local”, las que fueron agrupadas en: Planificación sustentable del territorio (Planes y Estrategias); espacios de protección, resguardo y recuperación de ecosistemas (como las Reservas Naturales Municipales); normativas locales (elaboración de Ordenanzas y programas de fiscalización); educación y sensibilización ambiental con foco en la conservación de la biodiversidad; prácticas productivas sustentables (basado en principio de la Agroecología); y Ecoeficiencia de los recursos disponibles.

“El Manual refleja ese espíritu de colaboración, un trabajo transdisciplinario que permite seguir creciendo en la gestión ambiental local. Los municipios a través de los funcionarios quisieron poner en común estas prácticas, expresando su inquietud por resolver problemáticas puntuales que afectan a la biodiversidad local y, a la vez, les permitió conocer buenas experiencias que han desarrollado sus pares”, explicó Carlos Rungruangsakorn, jefe del Departamento de Gestión Ambiental Local del Ministerio del Medio Ambiente.

Dentro de las buenas prácticas agrupadas en “espacios de protección, resguardo y recuperación de ecosistemas”, se cuenta con experiencias de municipios que trabajan para recuperar ecosistemas vulnerables, con la intención de que sean utilizados con fines de recreación, educación, de investigación y resguardo de la flora y fauna nativa. La mayoría de las experiencias tuvo como propósito inicial hacer frente a la pérdida de biodiversidad provocada por la contaminación ambiental, específicamente por la instalación de basurales ilegales y vertimiento de aguas residuales. Uno de los casos mencionados es el de la Ilustre Municipalidad de Santo Domingo, que por medio de un decreto municipal logró crear el “Parque de la Naturaleza Humedal Río Maipo”.

“La biodiversidad presente en nuestras comunas, que están ubicadas en la zona central, en donde se concentra la mayor cantidad de habitantes de nuestro país, está amenazada por diversos factores. Por lo mismo es importante destacar el rol fundamental que juegan las municipalidades para contribuir al cuidado del medio ambiente junto a las comunidades”, aseguró el alcalde de Santo Domingo, Fernando Rodríguez.

El Manual ya está disponible en la página web del Proyecto GEF Montaña y será entregado en formato físico a los municipios que forman parte del Proyecto, Seremías del Medio Ambiente y municipios del Sistema de Certificación Ambiental Municipal de norte a sur de Chile.

Descárgalo en Estudios Gef Montaña